Deportes que afectan el oído de tus hijos

Redacción bbmundo · 2 diciembre, 2019

Conoce los 8 deportes que afectan el oído de tus hijos, cuáles son las lesiones auditivas más frecuentes y sus consecuencias; así como métodos de prevención.

Deportes que afectan el oído de tus hijos

Más allá de limpiar sus oídos de manera adecuada, ¿en qué más te has fijado cuando se trata de la audición de tus críos? Honestamente ¿alguna vez pensaste que existían deportes que afectan el oído de tus hijos? Pues los hay y para ayudarte, te explicamos cuáles y por qué.

8 deportes que afectan el oído de tus hijos

La razón principal de preocuparnos por esto, radica en que cualquier afección en la audición repercute en los estudios y en la capacidad de comunicación. Una pérdida de audición no tratada, puede afectar su capacidad de aprendizaje, ya que si no alcanza a entender lo que el maestro le dice, difícilmente podrá hacer frente a todos los retos que la escuela representa.

También: ¿Cómo cuidar los oídos y ojos del bebé?

Asimismo, la cuestión social es muy dependiente de la audición. El hecho de poder convivir en familia o con amigos, participando en conversaciones, engloba el aspecto social que nos hace humanos, lo cual gira alrededor de la audición.

¿Cuáles son los deportes de mayor riesgo en cuanto a lesiones de oído se refiere?

 

Box, judo e, inclusive, fútbol

Los deportes que afectan el oído de tus hijos con mayor riesgo, son los de contacto. Existen los que son de contacto directo como el box, el judo e, inclusive, el fútbol. Llamamos deportes de contacto directo a aquellos donde dentro de las reglas del juego está permitido el contacto físico entre los jugadores, lo que provoca mayor riesgo. En el box se pueden producir golpes directos a la oreja, así como en el judo y en el fútbol.

Ciclismo, Esquí acuático, Clavados

Hay deportes que afectan el oído de tus hijos que no son de contacto directo pero que también ponen en riesgo este órgano, ya que existe riesgo de caídas o traumatismos craneoencefálicos; me refiero a deportes como el ciclismo, bien sea de ruta o de montaña; el esquí acuático que puede poner en riesgo una perforación del tímpano o los clavados, aunque no son tan frecuentes.

Además: ¿Qué hacer cuando le duelen los oídos?

Buceo

Existen otros deportes riesgosos respecto a lo que llamamos “Barotrauma”, que se produce a causa de un cambio de presión. En este sentido, hablamos de deportes como el buceo, donde es de mayor riesgo cuando se trata de buceo libre o buceo de apnea, que implica que los buceadores deben descender lo más rápido posible, y, generalmente, al hacerlo, no se compensa la presión, por lo que la persona se pone en riesgo de perforarse el tímpano o de romper las membranas internas del oído.

Llamamos barotrauma al daño que se genera en el oído por cambios bruscos de presión. En cambio, si buceamos con tanque, tenemos tiempo suficiente para compensar el cambio de presión y lo podemos hacer con toda tranquilidad, por lo que el riesgo se reduce.

¿Cuáles son las lesiones deportivas más frecuentes?

A partir de las lesiones que se producen desde afuera hacia adentro del oído, y a partir de las lesiones menos severas a las más severas, mencionaría las siguientes:

Conoce: La ictericia y su relación con el oído del recién nacido

Lesiones en la oreja

Ocurren cuando se abre la piel de la oreja o se crea un hematoma: acumulación de sangre debajo de la piel. El hematoma auricular si no se trata a tiempo, puede causar que la oreja se deforme por lo que puede tener consecuencias estéticas muy importantes. Son lesiones que deben de ser tratadas por especialistas y de forma inmediata.

Los deportes que afectan el oído de tus hijos pueden ocasionar este tipo de lesiones, en especial el box, pero puede suceder en cualquier deporte donde se pueda recibir un golpe directo a la oreja como a causa de un codazo o un raquetazo. Esto puede ser en futbol, basquet ball, o deportes de raqueta.

Otitis externa

Se trata de infecciones del oído externo; son lesiones que se generan con frecuencia en deportes acuáticos ya sean clavados, natación, water polo o esquí acuático. Este padecimiento, generalmente, es el menos problemático, ya que la mayoría de las veces se trata con gotas de antibiótico.

Por otro lado: ¿Cómo destapar correctamente el oído de tu crío?

Perforación del tímpano

Es un riesgo que se puede correr debido  a la práctica de deportes que afectan el oído de tus hijos. Ocurre por un golpe directo en la oreja; por una caída al realizar esquí acuático, si se cae directamente en el agua, o si una ola entra directamente por el conducto auditivo externo. También puede ocurrir si practicamos buceo, como he comentado, al no compensar adecuadamente la presión.

Cabe mencionar que una perforación del tímpano dependiendo del tamaño que tenga puede a veces sanar sola, nada más es cuestión de vigilarla. Pero hay veces que si no cierra sola se necesita una cirugía para repararlo.

Asimismo, el mismo tipo de lesión si es más intenso, puede también lastimar los huesos que están detrás del tímpano y eso es bastante más grave; en este caso, si no se opera, no hay forma de tratar la pérdida auditiva. Además, puede abrir el oído interno y causar una pérdida de audición que puede ser permanente, por lo que este tipo de lesiones deben tratarse con urgencia por un especialista en oído.

Revisa: Cohetes: estos son los daños al oído que pueden causarle a tus hijos

Fístula perilinfática

Contamos con dos membranas en el oído: la que llamamos normalmente el tímpano que es la que da hacia afuera; y otra que se llama el tímpano secundario o “la membrana de la ventana redonda”, que es mucho más delicada y que va hacia adentro, hacia el oído interno. Si esa membrana se rompe, provoca que el líquido del oído interno se fugue al oído medio, lo que puede generar una pérdida de audición permanente.

Contusión laberíntica

Esta lesión se genera cuando la fuerza del golpe es suficientemente grande como para causar lesión de las células del oído interno; estaríamos hablando de golpes en la cabeza muy severos que nos los podemos encontrar, por ejemplo, en el ciclismo, de ahí la importancia de usar casco, o en el box. Por eso es tan importante conocer los deportes que afectan el oído de tus hijos

Si el golpe es más severo se puede fracturar el hueso temporal que es el hueso que alberga al oído, y eso puede provocar también daño en el oído interno o una parálisis facial, ya que el nervio que genera el movimiento de la cara pasa por el oído y una fractura de este hueso puede afectarlo, lo cual  también requiere tratamiento inmediato.

También: ¿Qué hacer si mi hijo se metió algo en el oído?

¿Qué pueden hacer los papás cuando detectan lesiones en el oído de sus hijos?

Lo primero que deben hacer es, precisamente, prevenir este tipo de lesiones. Para ello, es importante que sus hijos usen equipo de protección, o sea, cascos para el ciclismo, por ejemplo. Se debe de usar siempre el equipo de protección, acorde a cada deporte.

Asimismo, es importante que cualquier lesión de oído sea tratada por un especialista en oído, ya que horas de retraso en el diagnóstico y tratamiento pueden hacer que algo que es tratable se haga permanente.

¿Pediatra o especialista?

Existen lesiones en las que el médico de primer contacto es el pediatra cuando se trata, por ejemplo, de una otitis media, después de una gripa. En esos casos está perfecto que sea el pediatra quien lo trate inicialmente pero cuando se trata de un accidente sí es muy importante acudir directamente con un especialista.

Ficha Gonzalo Corvera