¿Qué hacer si mi hijo se metió algo en el oído?

Guadalupe Camacho · 18 septiembre, 2019

Un hueso de fruta, un pedazo de crayón o la punta del lápiz, un mini caramelo o un frijol, eso se metió y ahora qué hacer si se le metió algo en el oído.

algo en el oído

No es fácil saber que tu hijo se metió algo en el oído, porque es tan pequeño que puede pasar desapercibido, pero los síntomas de que hay algo ajeno cerca del tímpano es dolor y sangrado del oído, ordera parcial (que le digas a tu hijo algo y no lo entienda), explica la otorrinolaringóloga, Elsa Alvarado Covarrubias, egresada del Hospital de Especialidades del Siglo XXI.

  • En casa, pero también en la escuela

La especialista explica que los niños siempre están autoexplorando su cuerpo; les llama la atención que puedan colocar es sus oídos (e incluso nariz) algunos son objetos pequeños. Les gusta meternos y sacarlos, o simplemente meterlos y dejarlos allí.

“Lo objetos más frecuentes son los frijoles o lentejas, semillas de fruta (de sandía, guayaba, o manzana) o las propias frutas (como arándanos) y nueces (cacahuates, pepitas). También he sacado de oídos y nariz, hule espuma, puntas de colores y lápices, pilas pequeñas y redondas, ruedas de coches y piedritas con las que juegan en la tierra o arenas”, menciona la entrevistada.

También: ¿Cómo destapar correctamente el oído de tu crío?

La experta indica que los niños pueden meterse objetos tanto en casa como en la escuela y en los parques o patios escolares, por eso nunca se les debe dar pequeñas piezas para jugar y cuando esté comiendo, es necesario que siempre se esté al pendiente de que el alimento vaya a la boca.

  • La nariz con objetos extraños huele mal el oído no

“Si tu pequeño tiene menos de tres años es necesario que le quites las semillas a la fruta, y le digas que cuando se encuentre una la deje en el plato o en una servilleta. Cuando el menor se introduce un cuerpo extraño en la nariz es más sencillo que los padres o maestros se den cuenta debido al ruido que hace la nariz tapada o bien porque el niño comienza a respirar por la boca, también puede despedir cierto olor fétido”, dice Alvarado Covarrubias.

Conoce: El implante coclear y los cuidados del oído de tu bebé

En cambio, cuando se mete algo en los oídos siempre es más complicado tener la certeza, además no es fácil sacarlo por ello es necesario que lleves a tu hijo a una revisión con el oftalmólogo.

“Estos expertos cuentan con el adiestramiento y el instrumental para extraer objetos de oídos y nariz de forma adecuada, sin dañar más las estructuras, pues ello puede hacer más complicada y dolorosa la extracción”, recomienda Alvarado Covarrubias.

La entrevistada también dice: los padres nunca deben tratar de extraer los cuerpos extraños ya que la anatomía del oído no siempre es lineal y suelen lesionar más la zona. Incluso, en algunos casos complicados se tiene que hacer la extracción bajo anestesia y en un hospital.

Además: ¿Qué hacer cuando le duelen los oídos?

  • Conoce los síntomas

El dolor en el oído o la secreción de líquido (pus, sangre o algo que parece agua) son las señales más comunes, pero no siempre se presentan, sin embargo se pueden presentar los siguiente síntomas:

  1. Llora mucho y se toca los oídos constantemente
  2. No puede dormir bien, se rasca con la almohada o trata de introducirse los deditos
  3. Se jala las orejas
  4. Se marea constantemente o tiene problemas de vértigo
  5. No escucha bien o tiene problemas para seguir indicaciones
  6. Presenta fiebre
  7. No le gusta que le toquen la cabeza, especialmente cerca de las orejas.
  8. No desea comer como antes, pierde el interés en la comida.
  9. Busca los brazos de mamá o papá, para que lo consuelen con mayor frecuencia
  10. No quiere hacer sus actividades normales, se molesta con frecuencia y está irritable.