¿Cómo afecta la depresión de la embarazada al feto?

Guadalupe Camacho · 20 enero, 2020

Un experto te dice cómo es que la depresión afecta a las embarazadas y al feto. Además te dice por qué esto no debe ser ignorado.

La depresión femenina, la depresión durante el embarazo y la depresión post parto no son ajenas, sino que se unen y entrelazan, son una. Y es probable que esta enfermedad psiquiátrica se puede agravar, puesto que son pocos (los familiares y amigos) que entienden lo qué le ocurre a la mujer depresiva y a su pequeño que está en gestación.

Así está dañando la depresión al feto


Lamentablemente, existe una creencia “errónea que la mujer embarazada debe sentirse muy dichosa y feliz por el simple hecho de estar en ese estad, sin embargo esto no es así; incluso se creía que la mujer depresiva que se embarazada tenía una especie de ‘protección’ por el simple hecho de estar gestando, pero hoy sabemos que no es así, que la depresión siempre está latente”, explica el psiquiatra César Velasco Téllez, jefe del Departamento de Salud Mental, del Instituto Nacional de Perinatología (INPer).

También: Famosas que sufrieron depresión posparto


La depresión femenina no se modifica antes, durante o después del embarazo, sino que sigue su curso y, sin tratamiento adecuado, puede agravarse no por el embarazo sino porque así son todas las enfermedades. Además, las personas depresivas tienden a incrementar sus malestares, porque se sienten solos, abandonados o extrañan a sus seres queridos.

Las señales de la depresión


“Una de cada siete embarazadas va a ser diagnosticada con un trastorno psiquiátrico y es justamente la depresión el más común. Sin embargo, la mujer y sus familiares deberán estar atentos a las siguientes señales”, explica el entrevistado, quien lamenta que culturalmente se les haga creer a las embarazada que tendrían que ser las mujeres más felices del mundo, pues esta creencia retrasa el diagnóstico y tratamiento.

Además: ¿Qué hago para sentirme mejor si tengo depresión posparto?


Ponte alerta si:

  1. Te sientes triste, desmotivada y/o con llanto fácil.
  2. No disfrutas de tu embarazo, tampoco de tu bebé y piensas que el futuro va a ser terrible.
  3. Siempre estás ansiosa, preocupada o agotada.
  4. Presentas problemas para dormir (duermes de más o tienes insomnio) o para comer adecuadamente (comes de más o de menos).
  5. Quieres escapar de esos sentimiento con la ingesta de alcohol, uso de drogas como la mariguana.
  6. Sientes que no habrá futuro, que tu presente es negro y que nadie te entiende.

La depresión de mamá afecta el cerebro del bebé


La depresión durante no respeta edad, condición social, embarazo, cesárea o parto, se presenta en cualquier momento. Sin embargo, solo 1% de las mujeres podrían presentarla en su primer embarazo, no obstante, en un segundo embarazo la cifra alcanzará el 25% y para el tercer embarazo va a 75 por ciento.

Por otro lado: Aprueban uso de fármacos para tratar la depresión posparto


“La depresión deber hablarse, no se puede ocultar puesto que impacta no solo a la madre sino también al bebé en crecimiento, especialmente en el área neurológica, pues se ha demostrado que la depresión impacta la comunicación neuronal”, explica el entrevistado.


Velasco Téllez explica que:

Hay retraso en el desarrollo psicomotor, por tanto el bebé tarda o no puede sostener la cabeza, gatear, sentarse caminar, o hablar. Mantiene reducida la socialización y le cuesta adaptarse a entornos.

Se incrementa la ansiedad y depresión. Cuando estos niños crezcan pueden ser consumidores de sustancias prohibidas y aditivas. Les cuesta trabajo el aprendizaje académico, tienden a abandonar la escuela.

Revisa: Depresión en niños: el trastorno psiquiátrico más común en México

“Recientemente se hizo un estudio en Inglaterra en torno a los costos de la depresión en la mujer embarazada y se observó que ese gobierno gasta 200 mil millones de pesos anuales (en México no se tiene la cifra) en la atención de la depresión durante el embarazo y post parto, pero 70% de este dinero se usa para el tratamiento de los recién nacidos”, lamenta el experto.


En todas las fechas importantes, las mujeres embarazadas o recién paridas deben buscar su tratamiento y no deben callarse sino que es necesario que se les apoye y que no se les obligue a ser felices, a disfrutar las fiestas o estar con buena cara en todas las reuniones.