Lo que nadie te dice de las cesáreas

Redacción bbmundo · 4 febrero, 2020

Cuando pensamos en las opciones que tenemos para parir, la mayoría elige una opción que no duela, pero esto es lo que nadie te dice de las cesáreas...

La cesárea suena como una alternativa para aquellas mujeres  que no desean atravesar por el dolor que implica el parto natural, + pero también es una opción a la que los médicos acuden cuando está poniendo en riesgo a la madre o al bebé. Sin embargo, ¿qué implica este procedimiento? Esto es lo que nadie te dice de las cesáreas.

5 cosas que nadie te dice de las cesáreas

Todas hemos escuchado historias alrededor de este método. Por ejemplo, la escritora irlandesa Maggie O’Farrell, narra en su libro Sigo aquí, cómo estuvo a punto de morir mientras se la practicaban. Por su parte, Laura Freixas, explicó que en su experiencia le pusieron un trapo verde entre los ojos y la barriga para que no viera cómo la cierran.

La recuperación

La recuperación de la madre dependerá de muchos factores, explica Miriam Al Adib, ginecóloga y autora del libro Hablemos de vaginas, entre ellos están la obesidad, el cuidado que haya tenido durante el embarazo o si padece de enfermedades que la debiliten. Pero si en general todo está bien, la recuperación debe ser en días, máximo semanas, explica la experta.

También: Los antiácidos en el embarazo y las consecuencias fetales

Eventración, complicación física

Una de las cosas que no entendemos es que someternos a este procedimiento, es hablar de una intervención quirúrgica, por lo tanto puede haber complicaciones como hemorragias, infecciones, o efectos secundarios de la propia anestesia.

En cuanto a las complicaciones físicas que más nos preocupan como mujeres, se encuentra la  aparición de queloides, cicatrizaciones exageradas que a la vista no son agradables. Sin embargo hay condiciones más fuertes como la aparición de hernias que reciben el nombre de eventración. Es decir, cuando una de las capas de la pared abdominal no cicatriza bien. «En este caso queda un hueco por el que sale contenido, quedando así ese contenido de la hernia justo por debajo de la piel de la cicatriz formando un bulto”, explica Miriam Al Adib Mendiri.

En el caso de estas complicaciones que se producen por las cesáreas, cuando no se atienden y se presenta un cuadro grave, se llega a requerir cirugía de urgencia. Cabe mencionar que la eventración puede darse por factores como la diabetes, obesidad, infecciones en la incisión quirúrgica o un mal tratamiento.

Además: ¿Qué hago para sentirme mejor si tengo depresión posparto?

La herida emocional

Como cualquier procedimiento, nadie te dice de las cesáreas que dejan una secuela incluso emocional. Más allá de las marcas, las estrías o el suelo pélvico dañado, que pueden representar daños en su vida social, también debemos hablar de la cuestión emocional, ya que puede haber un trauma, sobre todo si tuvo que ser de urgencia.

Esto puede llevar a una depresión postparto o incluso a padecer tocofobia, el miedo a tener más hijos. Puede dañar la relación de la madre con el recién nacido ocasionando que incluso la lactancia materna se vea interrumpida.

Por otro lado: El nuevo podcast de Martha Debayle y Spotify con todo sobre el embarazo

La negación de sentimientos

La  psicóloga perinatal y directora del centro de psicología especializado en maternidad Calma, Sabina del Río, explica que una de las cosas que nadie te dice de las cesáreas es que genera muchos sentimientos y estos no deben ser minimizados por nadie. No es una simple marca, y aunque no decimos que se deba dramatizar, sí debemos darle la importancia que la madre crea pertinente.

Revisa: Masaje perineal: cómo aplicarlo y cuáles son sus beneficios

Problema individual

Cuando nos referimos a normalizar el cuerpo de la mujer, pareciera increíble pensar que aún estamos en una sociedad donde muchas mujeres siguen sin conocer su cuerpo, no pueden nombrar sus partes, algunas ni  lo conocen o han visto. Por su parte, la psicóloga Ada Colau, explica que es un tema social, educativo y sanitario, donde los expertos deben interesarse cada vez más en abordar el cuidado integral de la mujer, de tal forma que ellas siempre se sientan acompañadas.

Artículo original: elpais.com